¿ y vos que te vas a poner…?

 (…) Me pondría… no, antes de ponerme nada estudiaría cuidadosamente mi armario y pasaría revista a la vestimenta posible de las otras mujeres invitadas al mismo cocktail… le preguntaría a Gilda, a Patricia, a Florencia, cómo pensaban ir vestidas. Gilda es buena y nunca miente de propósito, pero cambia de opinión cada dos o tres minutos; no debía, por lo tanto, guiarme por su respuesta. Patricia miente a sabiendas, afirma suavemente que se pondrá cualquier cosa, posiblementre el mismo vestido largo del cocktail del sábado o una blusa firmada por el egregio marqués, y a último momento aparecería resplandeciente en un vestido que nunca mencionó ni admitió poseer en su guardarropas. Florencia tiene tanta personalidad que su respuesta no es ninguna garantía, lleva la ropa mejor que nadie, yo la llevo peor que nadie. Tres golpes de teléfono inútiles, si llamo a Jeannette, o a María Clara será lo mismo; las conozco: o mienten o cambian de opinión a último momento. Debía arreglármelas sola. ¡Y era tan complicado!

(…)

Silvina Bullrich

Mañana digo basta

house-party-1950-from-look-mag-debutante-who-went-to-work

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s