Piedras en los bolsillos.

La muerte de Virginia no fue provocada por una demencia repentina ni por alguna aberración salvaje. Había considerado cuidadosamente todo el asunto, y escribió cartas con antelación. En cierto sentido se preparó para eso durante toda la vida. Pero tampoco fue una decisión premeditada: eligió el momento en un impulso, y hasta poco antes de su muerte hacía planes para revisar Entre actos, y tambien para visitar  a sus amigos en abril.

virginia25

28 de marzo de 1941

Leonar pasó la mañana trabajando en su escritorio y en el jardín; Virginia repartió su tiempo entre la cabaña donde escribía y la sala de estar del piso superior. En determinado momento Leonard entró en la cabaña y la encontró escribiendo en un bloc, y ella se incorporó y fue con él hasta la casa. Más tarde Louie la vio ponerse el abrigo, tomar su bastón y avanzar con rapidez por el jardín hacia el río Ouse.

virgina-woolf

Un dia traslúcido de primavera. El sendero brillante, barroso bajo sus botas de goma. El tiempo transcurriendo… Ella ya había dejado atrás las horas, pero todavía había minutos y segundos que se subdividían invitandola a enumerar todos los brotes del árbol, y volvían a dividirse, un flujo interminable de partículas.

Avanzó tambaleándose entre los arbustos, resbalando sobre las piedras. Recogió una piedra y la guardó en el bolsillo del abrigo; despues otra. Entró en el agua con el bastón en la mano y lo soltó…

escritores-4nnm-virginia-woolf-en-monk-sussex

La policía dragó el río, pero el cuerpo de Virginia no subió a la superficie hasta casi tres semanas despues, cuando unos ciclistas adolescentes lo encontraron flotando en la orilla, cerca del lugar donde Leonard había hallado el bastón. Un policía llamó a la puerta para trasnmitir la noticia, y Louie describió lo que sintió al oirlo: “Dijo que había tres pesadas piedras en los bolsillo de su abrigo, y que seguramente ella las colocó alli y después caminó  directamente hacia el río. Y eso es terrible. Es lo más terrible de todo”

Herbert Marder                 

Virginia Wollf . La medida de la vida.   

Cruce de géneros.

El primer papel social del traje, es o era el de hacer perceptible al primer golpe de vista, el sexo de quien lo lleva. Hombres y mujeres se han procurado ropas diferentes, según  sus ocupaciones preceptivas; pero es imposible dictaminar que tal o cual traje particular haya sido atribuido, en todas las civilizaciones, al hombre o a la mujer.

Cuando los dos (?) sexos llevan ropas parecidas, siempre hay algún detalle que permirte identificarlos, como un cinturón u otro adorno.Cuando aparecen los trajes abiertos  y abotonados en el delantero, lo primero que se aprecia es que las mujeres se los abotonan de derecha a izquierda, en tanto los hombres lo hacen en sentido inverso. La explicación tradicional de esta divergencia radica en que la mujer, que solía colocarse al niño de pecho sobre el brazo izquierdo, debía guardar libre la mano derecha para abrir facilmente su corpiño y así poder alimentar al hijo.

dama-Menageot

 

El hombre, por su parte, podía  de esta forma agarrar facilmente con la mano derecha el arma, que se coloca del lado izquierdo.

Tanzio-Da-Varallo-Portrait-of-a-Gentleman-with-a-Sword-2-

La costumbre sigue en vigor, aunque los gestos que debía facilitar hayan cambiado.

Hombre: izquierdo sobre derecho. Mujer: derecho sobre izquierdo.

sedena2a11_Cimg_4345651