El Rapto en el Serrallo


El Rapto en el Serrallo

Constanza, noble dama española, prometida de Belmonte, su sirvienta inglesa Blonde y Pedrillo, criado de Belmonte, han sido raptados por piratas moriscos y librados al pachá Selim, quien los ha encerrado en su harén y se enamorará de Constanza. Por su parte, Osmín, zafio y cruel guardián, quiere conseguir a Blonde. Llega Belmonte para liberarles y consigue introducirse en palacio. Cuando las dos parejas están a punto de huir, Selim les sorprende, pero les perdona concediéndoles la libertad.

El Teatro Colón de Buenos Aires presenta, en el Teatro Coliseo, a partir del 27 de septiembre, una nueva producción escénica de El Rapto en el Serrallo de Wolfgang Amadéus Mozart; con puesta escénica, escenografía, vestuario e iluminación de Willy Landin, con la colaboración de Pilar Camps, Carmen Auzmendi, Alejandro Marconi, César Taibo y Horacio Pantano.

Jonas Alber dirigirá a la Orquesta y el Coro Estable (preparado por Marcelo Ayub) del Teatro Colón y concertará un elenco integrado por Katarzyna Dondalska, ‘Constanza’, Natasha Tupin, ‘Blonde’, Todd Wilander, ‘Belmonte’, Kevin Burdette, ‘Osmín’, Carlos Natale, ‘Pedrillo’ y Raúl Neumann, ‘Selim’.

El Rapto en el Serrallo se presentará en tres funciones los días domingo 27 a las 17 hs, y martes 29 y miércoles 30 de septiembre a las 20:30 hs , en el Teatro Coliseo de Marcelo T. de Alvear 1125, Buenos Aires.

Anuncios

El traje Victoria by Adrian

El estilo dominante a lo largo de 1946 lo marcó un traje funcional que, aunque eco de las líneas austeras de su homónimo inglés, era mucho menos severo. De hecho, la austeridad del corte se atribuía al diseñador Gilbert Adrian, que una década antes lo había creado para Joan Crawford buscando recalcar la autoridad e independencia de la actriz. En 1941, cuando abrió su negocio de ropa de confección, infundió carácter a sus creaciones ofreciendo a las mujeres un traje geométrico de hombros anchos, de corte tridimensional y detalles de diseño que acentuaban el busto y la cintura. Reemplazó los escasos botones en el delantero por lazos ribeteados y estrechó las mangas. Los trajes y vestidos de noche de Adrian eran tan populares que su tienda de Beverly Hills solo vendía dos por cliente.

Vocabulario

Sombrerería, sombrerero, bonetería.

Bonete, gorro, birrete, chambergo, boina, tocado, cubrecabezas, casquete, toca, pamela, sombrero de copa, chistera, clac, galera, bombín, hongo, sombrero flexible, de ala ancha, de fieltro, de paja, canotier, cloche, panamá, tirolés, cordobés, montera, gorra de plato, quepis, chichonera, bicornio, tricornio, sombrero de tres picos, casco, yelmo, morrión, bacinete, teja, capelo, mitra, tiara, corona, diadema, gorro frigio, birreta, caperuza, capucha, capuchón, capirote, cogulla, pasamontañas, turbante, fez, sombrero de mujer, cofia, toca, escarcela, moña, gorro, pañuelo, mantilla, velo, manto.


Partes: ala, copa, cinta, lazo, borde del ala, forro, plato, visera, carrillera, orejeras, cogotera, cubrenuca, galón, penacho, escarapela, pompón, borla, ínfulas, moño, velo, fleco.

Varios: sombrerera, caja, horma, plancha, a pelo, destocado, ensombrerado, cubierto, encasquetado, tocado.

Cubrirse: ponerse, calarse, endosarse, encasquetarse, tocarse, encajar, calar, enjaretarse, enfundarse.

Descubrirse: saludar, destocarse, destaparse, desnudar la cabeza, quitarse el sombrero, dar un sombrerazo, hacer una venia.