Pachucos, zoot suit y zazou

En América, “Pachuco” es el nombre del estereotipo que define al joven estadounidense de origen mexicano (chicano) que surge a mediados de los años 20’s y que viste ropa llamativa: un traje llamado zoot suit, con pantalón muy holgado, pero ceñido en la cintura y en los tobillos, un saco largo con amplias solapas y hombros amplios y acolchados, un sombrero tipo italiano a veces adornado con una pluma, tiradores, leontina y zapatos estilo francés bicolor .
Los Pachucos gustan de la música como el boggie, el swing y el mambo y son los que dieron origen al spanglish, un argot único que fusiona palabras y frases creativamente.

Del otro lado del océano, la penuria impuesta por la guerra se deja notar en el guardarropa masculino. En 1942, en Francia, el racionamiento organizado se endurece con nuevas medidas. Prohíben en trajes y sobretodos cualquier tipo de pliegue con fuelle, fruncido, canesú, trabillas, chalecos cruzados y pantalones de golf. El pantalón solo tiene derecho a un bolsillo y su anchura a la altura del zapato esta limitada a 26,5 cm. En un contexto en el que predomina el uniforme, nace, inspirada por el zoot suit de origen afroamericano, la vestimenta zazou. Esta onomatopeya musical define una silueta, un estado de ánimo, una crisis de adolescente. Se trata del primer movimiento de reivindicación popular de una juventud constituida como tal y que, a contracorriente, elabora sus propios códigos.
Chaquetas demasiado largas, de hombros caídos, hechas con tejidos estridentes, pantalones ajustados con forma de embudo que llegan diez centímetros por encima del tobillo, zapatos con triple suela, medias blancas, corbata muy estrecha y cabello engominado, antepasado del peinado banana…
Al zazou le gusta el jazz y todos los ritmos estadounidenses, del jitterburg al swing.
Por primera vez, moda y música están estrechamente unidas en un movimiento que se desarrolla a ambos lados del Atlántico. Los zazous, severamente regañados por sus mayores, firman el final del poder absoluto de los adultos. Existe ya una “moda joven”. Gran futuro!

Escotes: Diana

Rubens, La caza de Diana

Roy Halston

Elsa Schiaparelli

Madame Grès

El escote Diana (en honor a la diosa cazadora) asimétrico y con un hombro desnudo, surgió en la segunda mitad del siglo XIX, y fue adoptado por Elsa Schaparelli en sus creaciones de los años treinta. Madame Grès también lo incluyó como repertorio de sus colecciones en 1950. Finalmente volvió a ganar popularidad en los setenta, especialmente bajo el impulso de Roy Halston.

Moda durable

Las creaciones de Chanel rebaten la idea misma de la moda.
Año tras año la moda destruye lo que acaba de adorar y adora lo que esta a punto de destruir. La moda vencida del pasado año podría dirigir a la moda victoriosa de este año esas palabras hostiles que los muertos legan a los vivos y que pueden leerse en algunas tumbas: Ayer yo era lo que tú eres, mañana tú serás lo que yo soy.
La obra de Chanel no participa, o participa poco de esa vendetta anual. Chanel trabaja siempre el mismo modelo, se limita a “variarlo” de año en año, como se “varia” un tema en música; su obra dice (y ella misma lo confirma) que existe una belleza eterna de la mujer cuya imagen nos llega a través de la historia del arte.
Chanel convierte la duración, que es la negación misma de la moda, en una cualidad preciosa.

El sistema de la moda
Roland Barthes

Maestros: Mr John. Hats

Entre los años 1940 y 1950 el nombre de Mr. John fue tan famoso en el mundo de los sombreros como el de Christian Dior en el ámbito de la alta costura.
El artista entre los milliners. Sus sombreros eran esculturales. En un momento en que los sombrereros acumulaban flores, plumas y tul, Mr. John buscó sombreros más simples, basándose en el efecto de la pura forma. Capelinas, turbantes y boinas. El estilo americano y las revistas de moda.
Se hizo ámpliamente famoso a partir de los sombreros para Vivien Leigh en Lo que el viento se llevó, y fue el comienzo de una larga asociación con Hollywood y el estilo de mujeres como Mary Pickford, Greta Garbo, Gloria Vanderbilt, Gloria Swanson, Jacqueline Kennedy Onassis y la Duquesa de Windsor. Sus sombreros también se usaron en Los caballeros las prefieren rubias y Shangai express.
Mr John cerró sus puertas en 1970.