Killer total

… Tenía un pantalón superajustado. Un bolso enorme de paño con dos paquetes de Rumba, el secador de pelo y un sombrero fucsia de Gloria que hacia juego con la camisa. Lo había llevado por las dudas tuviera que cambiar el “look”, pero me resultaba tan chillón que no me animé a sacarlo de la cartera. Era un sombrero igual al que le había visto a Angélica Durán en su novela anterior a “La condenada”. 

La asesina de Lady Di
Alejandro López
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s