Hilvane y arme la prenda según las explicaciones del modelo


Era casta de soledades. La conocían todos. Alta y delgada, como una aguja: hace la ropa, pero no la visten.

Quiso ser modista y terminó de costurera.

Pasaba la tarde entre ojales y rebajes, únicamente para matar el tiempo. Las señoras nunca se quejaron, salvo de un retraso.


Matías Celedón
Trama y Urdimbre

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s