Sexo, perfumes y censura

Nacida el 17 de agosto de 1893 en Brooklyn, la niña prodigio del Vaudeville, se hizo enormemente popular en 1918, imponiendo un baile de moda: el “shimmy”. Comenzó su carrera filmográfica en 1932 cuando obtuvo un pequeño papel en Noche tras noche. Aparentemente ella no estaba contenta con su papel y se le dio la oportunidad de reescribir todos sus diálogos. Como resultado, Miss West se robó el show en cada una de las escenas. Escribió comedias, una de las cuales fue muy notable por el tremendo escándalo que provocó (ella fue encarcelada), así como por el tiempo en el que fue realizada. Después de todo, ¿cuán seguido se oyó de una comedia llamada Sexo en el año 1926? Esta era la audacia típica de Mae West. Los cineastas americanos encontraron en Mae, una riesgosa e independiente mujer, envuelta en joyas y disfrutando de la vida. El clima político-religioso de la época, vio su abierta sexualidad como pornografía e intentaron censurar sus películas. Will Hays, quien había comenzado a aplicar el Código de Producción, vio a Mae West como una amenaza a la moralidad de la nación. La transición del cine mudo al sonoro fue un desafío que Mae West aceptó y ganó, imponiendo un personaje de rubia y desenfadada sensualidad, lleno de humor, que la convirtió en el símbolo sexual de su época. Los ataques de la prensa, las envidias de algunas de sus colegas, la censura y las ligas puritanas lograron que en 1938 abandonara el cine. Para la época en la que se retiró de la pantalla grande, había hecho ya nueve películas, de las cuales había escrito o participado en el guión de cinco de ellas. Su popularidad había alcanzado un nivel suficientemente alto como para sacar de la cercana bancarrota a los estudios Paramount.
En aquellos años 30, la rival número uno de Chanel, Elsa Schiaparelli, reintrodujo las curvas y los colores eléctricos en la moda. Su perfume más conocido, Shocking, recibió su nombre en honor al color de su preferencia y su botella en forma de cuerpo fue inspirada en el busto de Mae West, a partir del maniquí sobre el que la diseñadora daba forma a las creaciones que lucia la estrella en los estudios de Hollywood.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s