Pantalón

Fueron los germanos y los celtas los que llevaron los pantalones hasta Roma, en el siglo IV antes de Cristo. La prenda rápidamente se convirtió en un básico de la vestimenta de los romanos, pero curiosamente cayó en total desuso y hasta llegó a prohibirse en algunas regiones del Imperio. Su recuperación tiene lugar en tiempos de la Revolución Francesa, cuando los “sans culottes” imponen su prenda como reivindicación frente al calzón corto de los nobles. Al rey Eduardo VII de Inglaterra (1841-1910) se le atribuye la novedad de la botamanga en el bajo del pantalón, cosa que al parecer, hizo un día de lluvia para no mancharse. Eduardo, que en su época era el espejo donde se miraban todos los elegantes, se vio inmediatamente copiado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s