Elecciones


Con disimulo, hurgó bajo el costado derecho de sus vestiduras. Extrajo una bolsa pequeña, que colocó en la mesa, ocultándola con el sombrero. Escarbó en el costado izquierdo; apareció en su mano otra bolsita, algo más reducida, que fue a acompañar a la primera.
Alzó a medias el sombrero, lo suficiente como para que yo mirara debajo.
Me dijo:
-Elija su merced la que desee y prefiera.
Lo miré en los ojos. Estaba ebrio
Tomé la menor. Me dijo:
-En paz.
Yo no entendí el sentido de su escueta afirmación: “En paz”; pero le contesté que estaba de acuerdo.
-En paz -repetí.

Antonio Di Benedetto Zama

Sombrero de confiería (César Taibo- 2006)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s