Trajes de baño II

La australiana Annette Kellerman, que tras sufrir poliomielitis había recuperado las fuerzas y la salud gracias a la natación, se convirtió en la primera gran campeona de este deporte. Se dedicó a demostrar su nivel enfrentándose a los hombres y, en 1900, causó un gran escándalo en Estados Unidos al presentarse vestida con un maillot similar al de ellos, en una competición. La policía la detuvo, pero los periódicos del mundo entero publicaron su foto. Desde entonces hubo un único traje de baño para todos.
Habrá que esperar al 3 de julio de 1946 para ver el primer desfile de modelos en los trampolines de la piscina Molitor de París. Ese año, los americanos habían realizado ensayos con la bomba atómica en el atolón Bikini, en el archipiélago de las Marianas. Inmediatamente la casa Reard lanza su propia bomba en Francia: un bañador de dos piezas reducidas al que llaman bikini. El ombligo deja de ser un secreto. El atuendo resultaba tan audaz para la época que las modelos se negaron a pasarlo, por lo que tuvo que ser una bailarina del Casino de París, Micheline Bernardi, quien lo exhibiera públicamente.
En 1964 aparece en monokini, sólo la parte inferior. La tanga, un cordón entre las nalgas y un triángulo por delante, es la última transformación del bañador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s