La nueva silueta

Lo que trasforma completamente la silueta 1973 es la vuelta a la cintura fina, que se subraya en muchos casos por una cintura alta, una cinta-corselete, que sube hasta por debajo del busto y lo acorta, como en el caso de C. Dior. Para el día triunfa el estilo camisero, sencillo y natural, donde los vestidos plisados se acompañan de sacos tipo cardigan cuyas telas contrastan en muchos de los casos. Todos estos vestidos llevan cinturones anchos o angostos bien ajustados al talle.
A esta moda voluntariamente sencilla para el día, se opone para la noche un estilo más bien sofisticado. Vuelven los grandes escotes, los drapeados, las batas cruzadas o con breteles que se disimulan bajo cortas chaquetas que por lo general marcan bien el talle. Se desnudan las espaldas y los brazos se cubren con largas estolas de plumas de avestruz o de volados en echarpes de la misma tela del vestido.

Para la casa y la familia
Diario La Prensa, domingo 25 de marzo de 1973

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s